El Gobierno confirma el acuerdo para dar vía libre a la Operación Chamartín en Madrid / by Luis Alberto Burred

Artículo de Ramón Muñoz, publicado en El País el martes 17 de abril de 2018

El nuevo pacto prevé edificar 10.500 viviendas, un 6% menos que el plan anterior

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, confirmó este martes que su Ministerio, el Ayuntamiento de Madrid y la promotora Distrito Castellana Norte han alcanzado un acuerdo de cara a iniciar los trámites para la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) del proyecto Madrid Nuevo Norte, conocida como operación Chamartín. La promotora Distrito Castellana Norte (DCN), que trabaja para el desarrollo, registró ayer la documentación.

  Íñigo de la Serna, ministro de Fomento, este martes en Madrid. EP / EFE

Íñigo de la Serna, ministro de Fomento, este martes en Madrid. EP / EFE

De esta forma, se desatasca (aparentemente) la mayor operación urbanística de Madrid, aunque todavía faltan años para que arranquen las obras. La urbanización de la zona, que supone la prolongación de la Castellana, lleva 25 años atascada y se ha convertido en un quebradero de cabeza de los distintos gobiernos. Tras estar a punto de salir adelante en la última etapa de Ana Botella (PP) al frente del Consistorio, volvió a quedar paralizada con la llegada de Podemos (Ahora Madrid) a la alcaldía de la capital en 2015. Ahora, finalmente, parece desatascada, tras algunos nuevos ajustes a la baja: contempla la construcción de 10.500 viviendas (eran 11.000 en el proyecto de julio), la remodelación de la estación de tren de Chamartín y un gran centro de negocios.

De la Serna ha explicado que ayer se registró la documentación para iniciar el trámite del proyecto con un documento que pretende dar luz verde a esta transformación urbanística, de forma que en mes de julio se proceda a la aprobación inicial y que a finales de año finalice su tramitación.

El proyecto es una modificación del principio de acuerdo alcanzado en julio pasado, aunque con cambios relevantes como la reducción de la edificabilidad un 6%, pasando de 2,83 millones de metros cuadrados a 2,66 millones. Si se compara con los 3,37 metros cuadrados del proyecto de 2015, cuando Ana Botella estaba al frente del consistorio, el recorte supera el 26%.

leer artículo completo aquí